La nueva forma de ver y navegar en internet ha llegado y muchos de nosotros aún no sabemos bien por dónde comenzar para entender esto. Términos como realidad virtual, metaverso, blockchain, criptodivisas se escuchan cada vez más en el internet que todos conocemos.

Hoy, queremos hablarte acerca de los NFT. Si no sabes a lo que nos referimos te invitamos a que sigas la lectura, y si ya sabes algo de estos igual acompáñanos que seguro encuentras datos que no sabías.

Tokens no fungibles (NFT)

Un NFT como tal es un token no fungible. Y tal vez hayas escuchado que esta nueva forma de representación digital es un objeto único basado en Ethereum. A partir de esta aparente contradicción: un objeto que no se puede tocar pero que tiene valor, es que podemos entender la importancia de los NFT en el internet de hoy.

No es novedad para nadie que más plataformas populares en la red están dando un protagonismo a la difusión de NFT. Estos, al menos en la actualidad, otorgan más importancia a los creadores de contenido, que son quienes cumplen el papel de poner en circulación nuevos tokens no fungibles.

Así, este tipo de tokens adquieren un valor mercantil porque estos pueden ser usados para representar la propiedad de artículos únicos. Las posibilidades de ver NFT es infinita. Existen NFT dedicados al arte, coleccionables o de bienes raíces.

Como dijimos, aunque su adquisición no limite su difusión masiva en la red sí están protegidos por la cadena de bloques o Blockchain de Ethereum. Este tipo de protección es quien da la propiedad única de un NFT a una persona particular. Por otra parte, el valor comercial de un NFT se define a partir de los intercambios que se pueden hacer entre propiedades únicas.

Un problema que se puede resolver

Los NFT y toda la cadena de bloques de Ethereum apuntan a resolver algunos de los problemas más grandes que vivimos en tiempos de internet donde todo parece que es más digital que antes.

Entre esta tendencia de digitalizar todo y dejar de lado muchos objetos en su condición física se ha visto el problema que resulta o muy difícil o incluso imposible darle un valor comercial a un objeto digital. Por ejemplo, hoy en día si bien aún es posible comprar canciones a partir de plataformas como iTunes resulta inimaginable revender esto o peor aún negociar con estas como si fueran activos comerciales.

Con los NFT los creadores de contenido, y todos los usuarios de internet en general, tenemos la posibilidad de ver cómo podemos hacer el intercambio y la venta de bienes digitales desde una cadena de bloques que termina de constituirse en un espacio de negociación.

NFT: características únicas

A diferencia de un archivo normal dos NFT no son iguales, por más que se puede replicar o difundir libremente solo existen una persona que tiene la propiedad de este token no fungible.

Los NFT, como ya te habrás dado cuenta, es compatible con la nueva tecnología de Blockchain. Por eso, un NFT sí es posible de ser intercambiado por otro tipo de bienes que son negociados en esta plataforma.

Con la creación de NFT no solo se puede intercambiar este bien por otro sino también es posible con el tiempo pedir la ganancia de regalías por el uso masivo de este. Así, las posibilidades de creación de NFT son infinitas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.